Remedios naturales para los trastornos de la próstata


Remedios naturales para los trastornos de la próstata

El hombre promedio de entre 40 y 50 años de edad comienza a sufrir problemas urinarios. Hay remedios naturales para los trastornos de la próstata que ayudará a reducir los riesgos en esta glándula.

Su función principal es permitir que el esperma salga durante el acto sexual. El tamaño de la próstata permanece estable, sin embargo, después de 45 años comienza a crecer. Su crecimiento progresivo produce disturbios múltiples durante la micción.


Las enfermedades relacionadas con la próstata son principalmente debido a procesos infecciosos o inflamatorios. Mientras que el tratamiento antibiótico es esencial, algunos remedios caseros han demostrado ser muy útil en el tratamiento de los trastornos de la próstata.

Remedios naturales para la próstata inflamada

Aunque la mejor opción es sin duda visitar al médico, aquí dejo algunos remedios naturales que podrían ayudar a aliviar esta afección:


Ajo para desinflamar la próstata

El ajo es una de las mejores opciones naturales para neutralizar las bacterias y reducir la inflamación, por lo que es un remedio casero excelente para la próstata inflamada, especialmente si es de origen bacteriano.

Si usted se está preguntando cómo curar la próstata inflamada con este tratamiento natural, usted se sorprender como es simple. Comer un ayuno de ajo crudo todas las mañanas, Si usted no tiene gusto del sabor del ajo y usted lo encuentra incómodo para comer crudo, usted puede comprarlo en forma de cápsulas desodorizadas para tomarlo en un fácil y simple.

Raíz de jengibre

El jengibre tiene un alto contenido de potasio y manganeso, y es una buena fuente de fósforo, magnesio, calcio, beta-caroteno, hierro, zinc y vitaminas a, C, y B-Complex. Las vitaminas a, C y y beta-carotenos son fuertes antioxidantes que pueden proteger la próstata de los radicales libres nocivos, que están relacionados con el envejecimiento acelerado y el desarrollo del tejido canceroso. Por otro lado, la vitamina C y el cinc estimular el sistema inmunológico, que protege la próstata de las infecciones bacterianas y la inflamación.

La semilla de polen

Múltiples son los efectos beneficiosos del consumo diario de una cucharada (8 g) de polen de abeja. El polen es eficaz en la reducción de infecciones y combate a las bacterias en la orina.

Esta semilla se utiliza principalmente para su poder de antibióticos, reduce el riesgo de infecciones del tracto urinario. Su consumo tiene efectos inmediatos en nuestro organismo.

Jugos de verduras

Todos sabemos que las verduras son buenas para la salud, pero los jugos vegetales son aún mejores para las personas con trastornos de la próstata. Cuando se trata de verduras benéficas, zanahorias y espinacas tomar la palma para su inmenso efecto curativo sobre la glándula prostática. No sólo están llenos de minerales como el cinc, también tienen vitaminas como la vitamina y la vitamina a (vitaminas que ayudan a curar la próstata y hacer que funcione de una óptima) que puede ayudar a reducir la inflamación en la glándula.

Perejil, limón y zanahoria

Fácil de preparar en jugo durante el desayuno o acompañar a nuestras comidas, ofrecemos su efecto diurético. Así, promueve la eliminación de toxinas por la orina y facilita la función de la vejiga.

Salsa, limón y zanahoria servirá como diuréticos naturales. Además, gracias a sus propiedades, van a limpiar el cuerpo de toxinas y bacterias.

0 comentarios