Remedios naturales para el dolor de garganta


 Remedios naturales para el dolor de garganta

El dolor de garganta es realmente muy irritante y no nos deja pensar de cualquier otra cosa. Nuestra condición general de salud disminuye cuando sentimos una picadura al tragar saliva o comida o incluso cuando respiramos. Este dolor puede ser el antepasado de una gripe, por ejemplo, o la angina. Para poder cural de rápido y eficaz curar los dolores de garganta, no dude en considerar los siguientes remedios naturales.


Remedios naturales para el dolor de garganta y garganta irritada

¿Qué tomar para el dolor de garganta? Te citamos algunos de los remedios naturales y caseros para tratar el dolor de garganta más conocidos y usados.

Pimienta de cayena

Hacer gargajos con una mezcla de 1/8 cucharadas con ½ vaso de agua caliente varias veces al día. Tenga cuidado con la cantidad de pimienta que se coloca porque es muy fuerte y punzante.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana tiene propiedades naturales expectorante que puede ayudar a reducir el flemas y eliminar las bacterias donde su nivel de acidez elevada puede disminuir el pH del tejido. En un vaso de agua tibia, añadir dos cucharas de vinagre de manzana. Gargareje con esta mezcla cada hora o media y media.


Jugo de toronja

Otro remedio natural bueno para el dolor de garganta es tomar jugo de toronja, porque es rico en vitamina C y actúa como un anti-inflamatorio, reduciendo así los síntomas de la gripe y el resfriado común.

Para preparar retire sus semillas y coloque la fruta en el procesador de alimentos a alta velocidad. El jugo hecho de esta forma es más cremoso y tiene una mayor cantidad de nutrientes. Beba jugo de toronja al menos 3 veces al día.

Té con miel y limón

Es uno de los más populares que existen y muy fácil de preparar. Usted sólo necesita dos cucharadas de miel y 1 jugo de limón por taza de agua hirviendo, que se añade una bolsa de té común. Dejar enfriar un poco y beber lentamente, se calmar su garganta a la vez.

Té de manzanilla

Prepara un té de manzanilla y cuando es tibio, moja una toalla pequeña o comprimir y aplícatela en el área del cuello donde usted siente el dolor y dejar que actúe por un tiempo hasta que la compresa o la toalla se enfría.

Usted puede ir a hacerlo y repetir tantas veces como usted piensa necesario. Al mismo tiempo y para mejorar los efectos que usted puede hacer gargaros varias veces al día con este té o infusión, las propiedades anti-inflamatorias y antisépticas de la manzanilla ayudará a aliviar los síntomas de esta condición.

Bicarbonato de sodio y sal

Usted debe mezclar media cucharada de bicarbonato de sodio con la mitad de la sal en medio vaso de agua tibia. Gargareje con esta preparación algunas veces al día.

0 comentarios