Consejos para controlar la mala circulación sanguínea


Consejos para controlar la mala circulación sanguínea

La mala circulación de la sangre puede tener muchas causas, las principales son: tener niveles altos de colesterol, tener un consumo pobre de alimentos que contribuyen con las fibras, comer alimentos muy salados y, además, poco consumo de líquidos. lee este articulo y veras como controlar esto.


Como controlar la mala circulación sanguínea

En esta oportunidad veremos cómo controlar la mala circulación de la sangre.
  • Evite el tabaco y las bebidas alcohólicas.

  • No use ropas, medias o zapatos apretados.

  • Protéjase bien contra el frió. Mantenga las manos y principalmente los pies abrigados.

  • Adopte ejercicios diarios de 40 minutos, por lo menos.

  • No permanezca sentado por largos periodos de tiempo. Levántese con frecuencia.

  • No cruce las piernas. Estirelas periódicamente y haga movimientos circulares con los pies.

Alimentos que bajan la presión arterial

Los alimentos que pueden mejorar los problemas de circulación y a su vez mejorar la presión arterial son varios, entre ellos podemos encontrar:
  • Use en su alimentación frutas y verduras crudas en abundancia. Varié bastante.

  • Use cereales integrales.

  • Leche y productos lácteos: Deben usarse con moderación, en todo caso, adopte los descremados y preferentemente el yogur.

  • Huevos: evite las yemas. Úselos moderadamente.

  • Carnes: si las usa, que sea en poco cantidad, y siempre carnes magras.

  • Abandone: frutos del mar, carne de cerdo y sus derivados, embutidos en general y fast-foods.

  • Pescados: prefiera los de agua fría (salmón, sardinas, truchas, por contener ácidos grasos benéficos, siendo también fuentes de omega 3).

Mas alimentos

  • Frutos frescos: banana, durazno , nectarina, ananá. uvas de varios tipos o su jugo, toronjas, frutilla, mamón, sandia palta (sin uso de leche).

  • Verduras y hortalizas: zapallo, berenjena, ajo, cebolla, zanahoria, broculi, coliflor, espinaca, berro, rucula, achicoria, escarola, batata, mandioca.

  • Cereales y legumbres: avena, trigo, centeno, maiz, garbanzos, soja, lentejas, arvejas enteras, porotos, etc.

0 comentarios